Distancia | El paisaje le habla al pueblo de Batuco en Fase#3 | Soledad Pinto (CL)

El sábado 16 de diciembre en la Casona del casco antiguo de Batuco se estará presentando algo de los resultados obtenidos en el período de creación realizado por Soledad Pinto ( CL) para Baco en su Fase#3. La artista ha desarrollado en sus últimos trabajos un interés particular en los modos de moverse y trasladarse, usando el cuerpo como objeto de estudio. Los trabajos de Pinto tiene un silencio espectador, por que son obras que requieren de distancia para ser apreciadas. Ese espacio necesario encuentra en la calera de Batuco un escenario ideal.

El trabajo Distancia indaga sobre el cuerpo y los lenguajes, los esfuerzos y las dinámicas, los códigos y las traducciones para acortar lejanías. Un mensaje que es bandera tiene consigo los secretos de los matices en los tonos. Cuando el cuerpo de la artista emerge en la naturaleza y despliega con energía su impronta, todo el paisaje se vuelve locación. Frente a lo salvaje ese lenguaje se presenta como un rito: agitar de manos, al cielo, abajo, al costado, pies al ancho de caderas, mirada kilométrica… llegarán esos gestos como la voz del viento para decir lo que es urgente?

Soledad indaga sobre los mecanismo construidos por el ser humano para poder salvar las distancias. Utilizando el andar para encontrar, el andar para situarse, para habitar una plataforma desde la cual hacer viajar su propio decir en una curiosa utilización de métodos de la comunicación. En este caso, rescata como una arqueóloga, el tipo de código utilizado previo a la existencia de la radio de transistores: el código de las banderas de señales.

La artista se apropia y actualiza estas señalizaciones que antiguamente eran usadas por los marinos para comunicarse entre los barcos o para comunicarse con tierra a ciertos kilómetros. Recurre al alfabeto sistematizado para comunicaciones visuales cuyo elemento base son banderines de tela blancos y rojos. Con ello construye una frase que reflexiona acerca de lo lejano y cercano, en algo que aparentemente debería ser uno mismo; el pueblo y su paisaje.

El mensaje se envía aquí no desde el agua sino tierra adentro, desde una loma hacia el pueblo de Batuco. La artista insiste, en esa soledad de monte y en que hay algo que debe decirse de pie y de frente, la distancia hace entonces su trabajo: un paisaje nunca es mudo.

Link: https://www.facebook.com/events/300583357100312/